Malentendidos y precauciones en el uso de curitas

Malentendidos y precauciones en el uso de curitas

Resumen

La curita es uno de los medicamentos de primeros auxilios necesarios para todas las familias, pero muchas personas no comprenden la forma correcta de usar las curitas y existen varios malentendidos comunes.

La tirita es uno de los primeros auxilios necesarios para todas las familias, pero muchas personas no comprenden el uso correcto de las tiritas. Los siguientes son algunos malentendidos comunes.


1. La tirita es una panacea
Las tiritas no son una panacea y no son adecuadas para todas las heridas. En circunstancias normales, las curitas se utilizan principalmente para algunas heridas pequeñas y superficiales, especialmente para cortes que están prolijos, limpios, tienen poco sangrado y no requieren suturas, como cortes con cuchillo, cortes y raspaduras de vidrio.
Enfoque correcto: comprender estrictamente las indicaciones. Para heridas grandes y profundas con cuerpos extraños, no es aconsejable utilizar tiritas. En este caso, debe ir al hospital a tiempo. En el caso de heridas contaminadas o infectadas, como abrasiones cutáneas intensas, quemaduras y escaldaduras, no es apropiado utilizar tiritas. Para foliculitis, forúnculos, heridas infectadas purulentas y diversas enfermedades de la piel, no es adecuado usar vendajes. Para heridas causadas por mordeduras de perro, arañazos de gato, mordeduras de serpientes, picaduras de insectos venenosos o mordeduras, no use tiritas para prevenir la acumulación o propagación de veneno y gérmenes en la herida. La primera vez, lave la herida repetidamente con agua, té frío, agua mineral, solución salina normal, agua jabonosa al 2%, etc., durante más de 15 minutos.

2. Las tiritas se pueden aplicar de forma informal
Al usar curitas, siempre es conveniente ponerse las cosas de manera informal. Esto no es correcto.
Forma correcta: antes de usar la curita, primero verifique si queda suciedad en la herida. Si hay suciedad, primero limpie la herida con solución salina estéril y luego aplique la curita. Si la herida está perforada por clavos de hierro u otros objetos y es relativamente profunda, debe ir al hospital para recibir tratamiento de inmediato y es necesario que le inyecten antitoxina tetánica. En segundo lugar, después de abrir el vendaje, evite contaminar la superficie del medicamento. Al aplicarlo, la superficie del medicamento debe estar alineada con la herida y se debe aplicar presión a ambos lados de la herida después de su aplicación.

3. Las tiritas pueden durar mucho tiempo
Colocar una curita en una herida no significa que "todo va bien", ni se puede dejar puesta e ignorar durante mucho tiempo.
El enfoque correcto: primero, preste atención para observar los cambios en la herida. Si 24 horas después de usar la tirita, la herida siente un "dolor pulsátil" similar al latido del pulso, o hay secreciones, ábrala a tiempo para observar si hay enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor alrededor de la herida. Si es así, significa que la herida se ha infectado y debe ser tratada por un médico de inmediato. El segundo es prestar atención a proteger la herida. Después de usar el vendaje, no pellizque la herida con las manos a menudo y muévase lo menos posible en el área de la herida para evitar colisiones y evitar que la herida se abra. En tercer lugar, el tiempo de uso de las tiritas no debe ser demasiado prolongado, de lo contrario, las bacterias crecerán y deben cambiarse una vez al día.

No es que la tirita impermeable pueda estar en contacto con el agua durante mucho tiempo. Si la tirita no se adhiere firmemente a la piel alrededor de la herida, especialmente en áreas especiales como las yemas de los dedos, las rodillas y los codos, la impermeabilización no se volverá "impermeable". El enfoque correcto: cuando use tiritas impermeables, trate de minimizar el contacto con el agua, preste atención para observar y proteger la herida y reemplace rápidamente la tirita empapada en agua.